CHOCOLATE PARA EL CORAZÓN

bienestar, caprichos, laura

Voy a hablaros de algo tan sencillo y tan rico como es el chocolate suizo.

Lo descubrí a una edad bastante tardía y eso es lo que lo hace aún más especial, seguir descubriendo cosas en la vida, es uno de los mayores placeres.

Con unos 12-13 años vivía en Almería y pasaba muchos fines de semana con mi abuela, mi transmisora número uno del mundo de las labores. Una tarde de invierno me dijo que nos íbamos a tomar un chocolate, ella me daba 500 pesetas, que en aquella época para mi era mucho dinero y así invitaba yo. Cual fue mi sorpresa cuando ella lo pidió con nata!!! no podía haber mejor combinación en el mundo! Se quedó tan sorprendida ante mi reacción , que se convirtió en un ritual bastante habitual entre nosotras, pero cuidado, era nuestro secreto, sólo íbamos ELLA y YO.

Por eso relaciono este manjar como algo muy sagrado, con el debido respeto que se merece, jajaja.

la foto (2)

Mi abuelita ( es como la llamábamos) falleció hace poco. Es por ello que hace unas semanas decidí conectar con ella tomando un suizo en buena compañía junto a mi chico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s